Presentación

4 may. 2015

Hola.
En realidad no sé ni por qué he empezado a escribir. Bueno, miento. Sí lo sé. 
Como todos, tengo aspiraciones en la vida, como conseguir un buen trabajo. Unos son más realistas y se mueven por su mente. Saben que en estos tiempos no van a encontrar trabajo ni por casualidad y estudian carreras o ciclos o lo que sea que tenga más salida. Ignoran sus deseos y se van a lo fácil.
Otros prefieren soñar queriendo ser cantantes (peco por ser soñadora), modelos, actores, etc.
Yo considero que estoy más o menos en la mitad. Me guío por mis gustos, pero sigo manteniendo los pies en el suelo. 
Una de mis aspiraciones en el mundo laboral es llegar a ser periodista. 
Lo sé, demasiado visto ya. 
Pero creo que una de las razones por las que quiero ser periodista, a parte de que me encante escribir, es la mala imagen que se tiene de los periodistas. Nuestro prototipo de periodista es el que trabaja en el Sálvame, que en vez de informar a la gente y contar la pura verdad, se dedica a ladrar cual perro al que le han quitado su hueso. 
No quiero acabar así, yo aspiro a más. Contar la pura verdad sin importar los billetes que haya de por medio, porque eso es ser periodista, informar de cosas verosímiles. 
El problema es que con el tiempo esto se ha ido olvidando y lo único que interesa es saber los billetes que se lleva uno al bolsillo. 
Es algo que debe cambiar. Y yo me uno a la causa. 

Hasta otra, Nima

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Expresa tu opinión!